Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

compost casero en botella

por Webmaster

de plástico

Compost casero en botella de plástico es una práctica que se está volviendo cada vez más popular entre los jardineros y aquellos interesados ​​en preservar el medio ambiente. El compost es un material altamente nutritivo que se genera al degradar los desechos orgánicos. Esta materia orgánica fermentada es rica en nutrientes, lo que la hace ideal como abono para las plantas o en mezclas de suelo para jardines. Compostar caseros usando botellas de plástico puede ser fácil, rápido, barato y una excelente manera de obtener un nuevo suministro fresco de materia orgánica para fertilizar el jardín.

La creación de compost casero comienza con la selección de la botella de plástico adecuada. La botella debe tener una capacidad de entre 1 y 4 litros para los mejores resultados. Asegúrese de que sea transparente para permitir una buena circulación de la luz y para obtener una vista clara sobre cualquier cambio dentro de la botella durante el proceso de compostaje. Una vez que la botella de plástico sea seleccionada, comience a agregar los desechos orgánicos, como el pelo, la cáscara de huevo, las sobras de comida como verduras, hortalizas, frutas y lo que sea orgánico. Use una mezcla igual de desechos vegetales y animales. Rellene la botella con material orgánico hasta la mitad y luego agregue dos puñados de suelo para ayudar con el proceso de descomposición. Agrega también unos cuantos litros de agua para mantenerlo húmedo, pero sin exceso. Mechón o agite ligeramente la mezcla para permitir que el aire llegue a la botella.

Asegúrese de que la tapadera de la botella de plástico esté bien cerrada para mantener los olores contenidos. Coloque la botella en un lugar donde obtenga buena cantidad de luz solar, como en una terraza o balcón. El compost necesita calor para descomponerse, y el calor solar ayuda con este proceso. También debe asegurarse de que el contenido de la botella se mantenga húmedo agregando agua si está demasiado seco. Las botellas de plástico deben girarse varias veces al día para permitir una mejor circulación del aire.

La descomposición dentro de la botella ocurrirá en un plazo de dos a tres semanas dependiendo de la temperatura y la cantidad de luz solar disponible. Después de unas pocas semanas, verá que el compost comienza a volverse marrón oscuro y aparece como una mezcla de tierra y desechos orgánicos. Estas señales son indicadores apropiados de que el compost ha finalizado. Cuando esto ocurra, abra la botella y saque el contenido usando guantes para evitar cualquier enfermedad. El contenido del compost se puede usar directamente en el jardín para fertilizar las plantas, mezclando unos cuantos puñados de él con el suelo de la planta.

Compostaje casero en botellas de plástico es una manera sostenible y segura de reciclar desechos orgánicos para obtener un fertilizante barato y útil para mejorar el suelo. Esta técnica no solo es una excelente forma de preservar el medio ambiente, sino que también ofrece una forma fácil de nutrients de nutrientes para las plantas. Si bien la implementación de esta técnica no siempre se ajusta al estilo de vida de cada jardinero, es ciertamente una forma práctica de ahorrar dinero y reciclar desechos orgánicos. Al acostumbrarse al proceso, pueden producirse cantidades mayores de compost y obtener así más prácticas duraderas del mismo.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.