Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

compost casero para plantas

por Webmaster

El compost casero para plantas es una forma simple de asegurar que su jardín disfrute de su fertilizante natural a un precio mucho más bajo que los productos químicos comercializados. El proceso de creación de compost, además de ser amigable con el medio ambiente, es una tarea realmente divertida, tanto para principiantes como para experimentados jardineros.

El compost casero comienza recopilando los materiales adecuados para su uso, que incluyen cortezas de árbol, hojas muertas, cáscaras de huevo, cenizas de madera, heno, residuos de comida y cualquier cosa que tenga una estructura orgánica, como estiércol o estiércol de caballo. Es importante tener en cuenta que los restos de animales muertos o plantas enfermas no se deben usar para el compost, así como los materiales que contienen grasas o aceites.

Una vez que se haya reunido la materia orgánica necesaria, hay varias formas de crear el compost, desde pequeños depósitos tradicionales hasta los métodos modernos de descomposición controlada. La mezcla final debe incluir cantidades iguales de materiales «verdes», como cabezas de ajo, cebollas o trozos de césped, y materiales «marrón», tales como hojas secas o astillas de madera. Los materiales deben mezclarse meticulosamente y, cuando sea posible, tamizarse o desmenuzarse para permitir el flujo libre de aire y agua.

Una vez que la mezcla está completa, es importante mantener el compost a una temperatura estable de entre 120 y 160 grados Fahrenheit. Para mantener el calor, debe cubrirse con una capa de 3-5 pulgadas de sustrato orgánico más grueso y presionarlo suavemente para evitar fugas de calor y aire. El sustrato adicional también facilita la descomposición. Si el material empieza a apestar o a descomponerse lentamente, puede que no se haya incorporado suficiente aire al proceso de compostaje.

Uno de los beneficios del compost a medida que se descompone es el aumento de los microbios beneficiosos que ayudan a aumentar la salud del suelo y a promover el crecimiento de plantas. Es común que el compost se mezcle con el suelo y se usen como abono y acondicionador del suelo. El agregado del excelente abono orgánico mejora la belleza y la salud de muchas plantas, así como la consistente infusión de nutrientes básicos en el suelo.

Aunque el compost casero es un excelente fertilizante, es importante tener en cuenta que no contiene todos los nutrientes que proporcionan los fertilizantes comerciales. Por lo tanto, en lugar de depender completamente del compost casero, es importante que los jardineros lo integren con otros suministros como barritas de abono o abonos líquidos. También es recomendable incorporar minerales y otros suplementos para ayudar a impulsar el crecimiento de las plantas.

Finalmente, hay que tener en cuenta que el compost casero puede ser una excelente forma de abastecer constantemente al jardín de materia orgánica y nutrientes de calidad. Si bien produce los beneficios del abono tradicional, también es mucho más barato y amigable con el medio ambiente que los fertilizantes químicos comercializados. Al preparer el compost casero, los jardineros pueden apreciar la satisfacción de usar un producto orgánico para alimentar sus alrededores.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.