Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

COMPOSTADOR HUELE MAL

por Webmaster

En los últimos años, el uso de los composteadores se ha vuelto cada vez más popular entre el medio ambiente amantes de todo el mundo. El proceso de compostaje convierte los desechos orgánicos en un útil y fértil abono con una mezcla de materia orgánica, cosas como frutas y verduras, hierbas, café y cáscaras de huevo. Esto reduce considerablemente el volumen de los desechos y las probabilidades de que terminen en los vertederos, lo que contribuye a un ambiente más limpio y saludable.

Sin embargo, algunas personas han informado que a veces, los composteadores pueden desarrollar malos olores. Esto sucede especialmente cuando se utilizan mal estas herramientas de jardinería. No se sabe con exactitud por qué los malos olores ocurren después de algún tiempo de uso, pero hay varias soluciones posibles para prevenir estos olores.

En primer lugar, es importante recordar que es importante no abusar con los desechos orgánicos. Demasiada materia orgánica daña la circulación del oxígeno en el compostador. Esto afecta a los microorganismos que se encuentran en el interior ralentizando la fermentación y pudiendo causar malos olores. Por tanto, es necesario vigilar la cantidad de desechos que se agregan diariamente al compostador.

Además, también es importante asegurarse de que hay suficiente aire para los microorganismos presentes dentro del compostador. Es por ello, que es recomendable intercalar siempre una capa de materia orgánica con una capa de material seco, como hojas y ramas, a fin de aumentar el contenido de oxígeno. Otro truco que los agricultores a utilizan es agregar algunos ingredientes como lombrices y cascaras de frutas y verduras para ayudar a acelerar el proceso de descomposición.

Por otra parte, es importante también tener en cuenta que, con el paso del tiempo, el material orgánico se descompone y se analiza. Esto puede provocar que el compostador sea propenso a géneros como mohos, hongos y bacterias. Estos microorganismos suelen despedir malos olores, por lo que es importante mantener el compostador bien ventilado para evitar la acumulación de vapores de agua.

Finalmente, es importante asegurarse de que el compost está siempre húmedo. Si el agregado se seca demasiado, los microorganismos se verán afectados y pueden generar malos olores. Por lo tanto, es recomendable regar un poco al compostador para ayudar a mantener una temperatura constante y evitar problemas.

Aunque los malos olores pueden ser un inconveniente para algunas personas, pueden evitarse y prevenirse si se sigue cuidadosamente un régimen diario de mantenimiento. Usar los composteros correctamente y cuidar la cantidad de desechos orgánicos, intercalar con material seco, mantener el compuesto húmedo y ventilado son los pasos básicos para un compost sin mal olor. De esta forma, se puede disfrutar de los innumerables beneficios sin ningún olor desagradable.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.