Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

COMPOSTADOR INTERIOR

por Webmaster

En los últimos tiempos, el compostaje interior se ha vuelto cada vez más popular como forma de descomponer los desechos orgánicos en un lugar seguro, cómodo y práctico. El compostaje interior es un proceso en el que se descomponen los desechos orgánicos como los restos de comida, cáscaras de frutas, los desechos de la cocina y las hojas de té para producir un nutriente rico y fértil para el jardín. Esta práctica de jardinería se ha vuelto cada vez más popular entre los jardineros amateurs y profesionales que buscan una manera fácil y conveniente de sus propios desechos vegetales.

El proceso de compostaje interior comienza con la obtención de los materiales adecuados. El compostador interior debe ser un recipiente impermeable de al menos cuarenta litros de capacidad, con una tela de fibra sintética para permitir la ventilación. Se pueden encontrar composteros de interior de diferentes tamaños, hechos de plástico, lámina metálica, madera y otros materiales. Una vez el contenedor se ha seleccionado, el siguiente paso es llenarlo con los materiales adecuados para el proceso de compostaje. Estos materiales pueden incluir los restos de comida, desechos de la cocina, cáscaras de frutas, hojas de té y otros materiales vegetales.

Una vez que el compostero está lleno de los materiales orgánicos, se vuelve a cubrir. A continuación, se agrega una pequeña cantidad de material caliente como abono, estiércol y otros compostantes. Estos materiales se incorporan al compostero para estimular la descomposición de los materiales orgánicos. El proceso de descomposición comienza luego de una semana y se completa cuando los materiales orgánicos se han convertido en una sustancia negra y húmeda conocida como “humus de lombriz”. Esta sustancia se mezcla con la tierra del jardín para aportar una gran cantidad de nutrientes y para mejorar el suelo.

Un compostero interior también puede ser una excelente manera de contrarrestar el aumento del uso de bolsas de plástico y eliminar los desechos orgánicos de forma poco costosa. Los jardineros y hogares pueden ahorrar alrededor de $50 por año en bolsas de plástico cuando utilizan un compostero interior. El compostero interior ofrece una manera simple y cómoda de reducir los desechos orgánicos sin tener que lidiar con los ácidos, los olores y los líquidos tóxicos asociados a otros composteros.

Además de los beneficios financieros, el compostaje interior también contribuye a un medio ambiente más limpio. Un clic del compostero elimina los residuos orgánicos y los convierte en un sustento nutritivo para las plantas del jardín. Esto ayuda a reducir los desechos orgánicos que son producidos diariamente y evita que estos desechos organicen los cursos de agua cercanos.

El compostaje interior es un proceso relativamente sencillo y cada vez más popular. A medida que más personas se interesan en los beneficios de la práctica, la cantidad de composteros interiores disponibles también ha aumentado. Estos composteros están fácilmente disponibles en muchas ferreterías, tiendas de jardinería y en la mayoría de los minoristas en línea. Los composteros interiores proporcionan una manera fácil y cómoda de descomponer los desechos orgánicos para los jardineros principiantes y experimentados.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.