Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

COMPOSTADOR LIXIVIADO

por Webmaster

El compostador lixiviado es una herramienta práctica para proporcionar un método eficiente para la producción de compost orgánico. Es una solución ideal para aquellos que quieren maximizar el reciclaje y el uso de desechos orgánicos y reducir la cantidad de residuos que van al relleno sanitario. El compostador lixiviado está equipado con un tanque de acero que contiene líquido de nitrógeno, sulfato de magnesio y fosfato de cálcico para estimular el proceso microbiológico de descomposición de la materia orgánica. Los residuos orgánicos como el estiércol, las heces de animales, los desechos de plantas, las cáscaras de huevos, los desperdicios de alimentos y los restos de vegetación se agregan al compostador cada semana. El suelo se somete a una reacción química con los líquidos de nitrógeno, sulfato de magnesio y fosfato de cálcico, lo que permite el avance del proceso y asegura que el residuo orgánico se descomponga eficazmente. El resultado final es un suelo rico en nutrientes que sirve como un excelente abono y mulching para jardines y cultivos.

La construcción de un compostador lixiviado es relativamente sencilla. Al igual que la mayoría de los demás tipos de compostadores, una lata de aceite de palma, una lata de aluminio, una lata de detergente y algunos accesorios básicos de carpintería son necesarios para unida la unidad. En las líneas generales, la lata de aceite se usa como parte inferior del tanque y la lata de aluminio como la parte superior. Dentro del compuesto, hay una capa de grava colocada en el fondo para permitir el flujo y la eliminación de los líquidos durante el proceso de descomposición. Una tubería de PVC se debe instalar al fondo del compuesto para la eliminación de líquidos. Además, una tapa de tela o malla se coloca sobre la parte superior para evitar que material orgánico grande caiga dentro del compuesto y para asegurar una buena circulación de aire.

El proceso de fertilización de un compostador lixiviado es realmente sencillo. En muchos casos, es necesario agregar un líquido de nitrógeno cada semana. Por lo general, se recomienda agregar un líquido de fertilizante entre dos y tres veces por semana, dependiendo del contenido de nutrientes que los compostadores contienen. También se recomienda agregar algún material orgánico, como hojas, ramas, restos de jardinería y otros restos similares. Luego de la adición de material orgánico, es importante asegurarse de que el suelo se mezcle bien para permitir el libre flujo de líquido.

Después de un par de meses de procesamiento, el compostador lixiviado estará listo para producir abono de alta calidad. El resultado final es un suelo rico en nutrientes, lo que significa que los jardines, huertos y jardines florecerán con un mayor rendimiento. Utilizar un compostador lixiviado también contribuye a reducir los desechos orgánicos que van al relleno sanitario, lo que significa menos impactos negativos en nuestras aguas. Además, contribuir a la producción de compost orgánico es una excelente manera de contribuir a la preservación de nuestro medioambiente.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.