Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

COMPOSTADOR URBANO CASERO

por Webmaster

Un compostador urbano casero puede ser una excelente solución para los residentes urbanos que desean reducir su huella de carbono eliminando los desechos de alimentos de sus basureros generales. Cuando la basura orgánica se compone en lugar de ser enterrada, se reduce la emisión de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano, contribuyendo a reducir el calentamiento global. Además, el compost resultante es una excelente manera de enriquecer el suelo con nutrientes y microorganismos necesarios para mantener una tierra saludable.

Un compostador urbano casero se puede construir de forma sencilla con materiales reciclados, utilizando muy poco dinero y tiempo. Estas instalaciones de compostaje pueden ajustarse perfectamente para su patio, terraza u otro espacio al aire libre limitado. Los materiales básicos que se necesitan para construir un compostador caseros son encerado, tuberías de PVC, paletas, clavos y un recipiente.

En primer lugar, se necesita un encerado fuerte para crear el exterior del composter, como una lona para cubrir el contenedor. Luego, se necesitan algunos tubos de PVC para formar la base de la estructura. Estos pueden llegar a ser de dieciocho pulgadas de ancho y se fijarán al suelo con clavos para evitar que se mueva con el viento durante el proceso de compostaje. Después de que la base esté lista, los restos de la paleta y otros materiales reciclados se pueden usar para formar el contenedor del compostador. Se recomienda usar varias secciones de tres materiales diferentes para construir el contenedor para asegurar un enfriamiento adecuado de la materia orgánica.

Una vez terminado el contenedor, es necesario agregar las aberturas que permitirán que entren aire y Salida. Estas aberturas se hacen en el encerado, mientras que el material para el contenedor se estructura para cubrir estas aberturas. El diámetro de estas aberturas debe ser de al menos dos pulgadas para permitir que entre aire adecuadamente. Las aberturas inferiores ayudarán a controlar el flujo de agua para evitar que el compostador se inunde en los días de lluvia.

Terminada la estructura, el último paso es introducir la materia orgánica para el proceso de compostaje. La mezcla de materia orgánica debe consistir en alrededor del 30-40% de partículas de hojas y desechos de alimentos, que se mezclan con los restos de la mezcla original. Esta mezcla se agrega al contenedor del compostador y se agita y se remueve dos veces al mes.

Un compostador urbano casero es una excelente forma de reducir el impacto negativo de los desechos de alimentos en el medio ambiente, y proporciona una excelente manera de enriquecer el suelo con nutrientes y microorganismos. Construir uno no requiere mucha inversión en tiempo ni dinero, y se puede reutilizar los materiales reciclados. Son una excelente solución para los residentes urbanos que desean contribuir al medioambiente.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.