Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

compostera casera

por Webmaster

En nuestra sociedad cada vez es más común el uso de composteras caseras, junto con la realización de una huerta en casa. Existen muchos motivos para ello, desde el hecho de no tener limitado el tamaño de la huerta, el control que se tiene sobre los ingredientes y nutrientes que se le añaden al cultivo y los beneficios ambientales de reciclar los desechos orgánicos de la casa.

Una compostera casera es un contenedor para la siembra que se hace a partir de desechos orgánicos o restos de alimentos. Proporciona una forma segura y práctica para deshacernos de los desechos orgánicos, permitiéndonos aprovechar al mismo tiempo recursos naturales para alimentar nuestras plantas. Es una herramienta muy importante para aquellos interesados en vivir de forma sostenible, ya que ayuda a reutilizar materiales orgánicos que de lo contrario probablemente terminarían en un basurero.

Existen muchos tipos de contenedores que se pueden usar para hacer una compostera, desde contenedores de plástico hasta contenedores de metal, aunque recomendamos los contenedores de madera por su resistencia a los elementos. Una vez elegido el contenedor, debemos llenarlo con materia orgánica, como desperdicios de comida, desechos de hierbas y otros restos orgánicos. El siguiente paso es poner en el contenedor tierra para proveerle nutrientes a sus cultivos. Esto se consigue mixturando materia orgánica con tierra y un poco de agua.

Una vez que el contenedor esté lleno, se debe mantener humedecido. Para ello, se debe regar de manera consistente el contenedor con una lata de agua. El agua proveerá los nutrientes necesarios para una saludable crecimiento de las plantas. Aunque la mayoría de composteras caseras son de tamaño moderado, es importante colocar el contenedor cerca de un lugar abierto, ya que esto permitirá la corriente de aire para ayudar a mejorar la circulación.

La mayoría de composteras incluyen una bolsa sellada para la recolección y almacenamiento de los restos de comida, lo que permite un fácil traslado. Esto es especialmente útil para aquellos que viven en departamentos sin acceso al exterior. De esta forma, es posible recolectar los residuos orgánicos, almacenarlos y llevarlos a una huerta comunitaria para usarlos como fertilizante.

Finalmente, una compostera casera también es perfecta para aquellos que se inician en el cultivo de frutas, verduras y plantas especializadas. Especialmente en espacios urbanos reducidos, este tipo de contenedores proporciona una práctica y eficiente manera de tener una producción pequeña pero ordenada de verduras.

Crear una compostera casera no requiere de una gran inversión de tiempo ni dinero, permitiendo a los amantes de la jardinería disfrutar y tener el control completo sobre la producción de alimentos. Esta es una excelente alternativa para quienes no tienen acceso a terrenos grandes para realizar una huerta y para aquellos que buscan una alternativa práctica y sostenible para conseguir alimentos orgánicos.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.