Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.
Utilizamos cookies para evaluar el tráfico en esta página web. Al seguir usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más.

compostera para jardin pequeño

por Webmaster

La compostadora para jardines pequeños es una herramienta útil para aquellos con terrenos reducidos. Esta sencilla máquina nos ayuda a transformar los residuos de alimentos y otros materiales orgánicos en un abono natural. El abono resultante resulta ser mucho más nutritivo para la tierra que el abono comercial y aporta a nuestro jardín una buena nutrición y modifica ligeramente el pH de la tierra para que esta se mantenga saludable.

En primer lugar, es importante mencionar que hay varios tipos diferentes de composteras. Si tenemos un pequeño jardín, un compósito simple, que use la digestión aerobia para descomponer nuestros materiales orgánicos, probablemente sea la mejor opción. Estos compósito simple tienen, como su nombre lo indica, un diseño simple y están equipados para manejar los residuos más básicos. Son solamente un recipiente grande, con una tapa, y se encuentran generalmente hechos de plástico, metal o madera. Algunos compósitos más recientes, vienen equipados con un mecanismo de giro, el cual permite un mejor control sobre el proceso de fermentación de los materiales orgánicos. Sin embrago, por lo general, los compósitos para jardines pequeños no se recomiendan para usarlos con ulterioridad a los mecanismos de giro.

Para usar una compostera para jardines pequeños sencillamente, debemos empezar recogiendo nuestros residuos orgánicos. Esto incluye cáscaras de verduras, desperdicios de comida, té, café, naturaleza muerta, hojas, así como desperdicios pecuarios, como heces de animales. Luego de verificar que todos los materiales orgánicos estén descompuestos a un tamaño apropiado, los debemos colocar en la compostera. Para acelerar el proceso de fermentación y favorecer los mejores resultados, se recomienda mezclar los materiales orgánicos con la tierra del jardín. Esto Ayudará a absorber algunos de los excesos de humedad que el compósito genera.

Una vez que los materiales orgánicos estén mezclados en el compósito, será necesario mantener el nivel de humedad adecuado. Asegurarse de que la recirculación de aire sea constante también es importante para garantizar que el contenido del compósito sea descompuesto de manera eficiente. Por eso, es necesario regar el contenido de la compostera periódicamente. La cantidad de agua que use depende del clima local y el nivel de aireación actual de la compostera. Se debe tener mucho cuidado de no excederse con el riego, pues esto podría detener la correcta fermentación de los materiales orgánicos.

Es importante destacar que si el contenido del compósito está conteniendo un exceso de humedad, es necesario retirarlo del compósito por unos días y observar el comportamiento de los materiales orgánicos. Si se observan signos de que la fermentación está siendo correctamente llevada a cabo, entonces el contenido del compósito podrá ser colocado nuevamente dentro de la caja.

Finalmente, es importante recordar que una compostera para jardines pequeños es una excelente herramienta para aquellos que desean transformar sus residuos orgánicos en abono natural. Esta compostera nos ayuda a reducir los residuos orgánicos, mientras aporta a nuestro jardín fertilizantes naturales. Recuerda, al tener un jardín pequeño, una compostera sencilla es la mejor opción. Cuando se siga el procedimiento correcto y con el cuidado adecuado, se puede disfrutar de un jardín con un abono de excelente calidad.

Puede interesarte

Lo más visto

Lo último

Este sitio web y todo su contenido, incluyendo texto, imágenes, diseño y código, están protegidos por derechos de autor. No se permite la reproducción ni el uso de ningún material contenido en este sitio sin el permiso previo y escrito del propietario del sitio. Todos los derechos están reservados.